November 8, 2023

Menopausia y suelo pélvico

Como bien es sabido por todos, el cuerpo de la mujer va sufriendo cambios a lo largo de su vida. Estos cambios son naturales y fisiológicos y engloban tanto aspectos físicos como emocionales.

Uno de los cambios más conocidos y a la vez temidos por las mujeres es la MENOPAUSIA.

Es importante saber que la menopausia no es una enfermedad si no que se trata de otra etapa más en la vida de la mujer. Tampoco ocurre de repente, es un proceso progresivo en el que se experimentan diferentes síntomas que no se manifiestan por igual en todas las personas.

Podemos distinguir tres etapas o momentos:

 PRE-MENOPAUSIA: Es la etapa en la que empiezan a manifestarse los primeros síntomas tales como retraso o irregularidades del ciclo menstrual, cambios repentinos en la temperatura corporal, aumento de peso, cambios fluctuantes en las emociones y disminución del deseo sexual.

-MENOPAUSIA: se considera menopausia cuando la mujer está 12 meses consecutivossin menstruar.

-POST-MENOPAUSIA: Período que se extiende tras la retirada completa de la menstruación hasta el final de vida de una mujer.

El suelo pélvico también experimenta cambios durante estas etapas. Las cambios hormonales afectan al colágeno de los tejidos de esta zona haciendo que su función de sostén pélvico se vea deteriorada, aumentando así el riesgo de disfunciones tales como sequedad vaginal, disminución del apetito sexual, prolapso visceral, incontinencia urinaria o fecal, dolor pélvico etc.

¿Qué podemos hacer para prevenir y cuidar el suelo pélvico en esta etapa?

-Hacer ejercicio físico de manera regular.

-Realizar ejercicios específicos de suelo pélvico y de la pared abdominal.

-Cuidar las relaciones sexuales, usar lubricante y saber que existen otras formas de obtener placer y mantener relaciones.

-Descansar y dormir bien. Es fundamental una buena calidad del sueño.

-Buena alimentación y en algunos casos suplementación.

-Cuidar las emociones.

-Ejercicios de respiración.

¿Y como puede ayudarte la fisioterapia en todo esto?

-Tener consciencia del suelo pélvico es fundamental para saber reconocer rápidamentesus alteraciones.

-Mejorar la postura. Una correcta postura es clave para evitar lesiones

– Enseñanza en la realización de ejercicios de fuerza y resistencia de los músculos del suelo pélvico para evitar su deterioro.

– Entrenar la musculatura abdominal de manera correcta, evitando la hiperpresión abdominal. La realización de hipopresivos, el tronco de propiocepción o pilates son algunas de las opciones válidas.

– Trabajar la respiración de manera correcta y controlarla durante el ejercicio o los esfuerzos evitará que lesiones el suelo pélvico.

-Radiofrecuencia indiba aplicada sobre la zona para mejorar la lubricación y el trofismo

vaginal, mejorar así la calidad de las relaciones sexuales, reducir el dolor pélvico y

prevenir o mejorar la incontinencia urinaria.

Quizá te pueda interesar:

CICATRICES Y FISIOTERAPIA.

CICATRICES Y FISIOTERAPIA.

Tras una herida derivada de una intervención quirúrgica, traumatismo o lesión aparece una cicatriz. La cicatrización es un proceso fisiológico del cuerpo. Con la aparición de esta cicatriz podemos encontrarnos con enrojecimiento de la zona, aparición de hematomas o...

ESTREÑIMIENTO Y SUELO PÉLVICO.

ESTREÑIMIENTO Y SUELO PÉLVICO.

El estreñimiento no es una enfermedad sino un síntoma digestivo, el más frecuente entre la población general. Es mas frecuente en ancianos y mujeres. Se considera que una persona es estreñida cuando tiene que hacer esfuerzo defecatorio en el 25% de sus deposiciones,...

INDIBA Activ.                                                                                    BENEFICIOS DE LA TERAPIA CON INDIBA.

INDIBA Activ. BENEFICIOS DE LA TERAPIA CON INDIBA.

INDIBA Activ, la revolución ¿QUÉ ES INDIBA? Indiba es un sistema de radiofrecuencia regenerativa celular profunda que trata lesiones en muy corto tiempo y que además mediante la circulación de corrientes de alta frecuencia en los tejidos, produce un...